glenn-carstens-peters-npxXWgQ33ZQ-unsplash.jpg

Capitulo 1

Noviazgo en el siglo XXI.



En la juventud es normal que jóvenes y señoritas estén preocupados por el pololeo, las

hormonas revolucionan el cuerpo, y la sociedad ataca con temas amorosos a nuestros

jóvenes constantemente. Por esto, es importante que tengas una visión cristiana de este

tema.


Seguramente tus amigos te han hablado de sus experiencias amorosas, y te cuentan las

penas y glorias del “amor”, cuán gratificante es tener alguien con quién contar y compartir, o

el otro extremo, cuán tedioso y tóxico es tener una relación.


El mundo gira en torno a la meta de conseguir una pareja. La biblia nos dice que no debemos acoplarnos a este mundo (Romanos 12:1-2) El apóstol invita a los hermanos a que no sigan las corrientes que predominan y hegemonizan las ideas en la sociedad y que por el contrario sigamos el evangelio que nos hará dedicar nuestra vida al servicio de Dios.

Te pregunto ¿qué dice el mundo acerca del pololeo? Nos dirá que no importa con quién, no

importa cuando, no importa las veces que lo hagas, que puedes tener relaciones sexuales

antes del matrimonio, es más, te dirá que no debes pedir consejo y dirección a tus padres.

Todos estos consejos equivocados que el resto acepta como bueno.


Ahora permíteme compartir contigo la mirada cristiana del pololeo. Lo primero a saber es que hay momentos para todo, y también para iniciar una relación. Debo examinar mi vida, ¿Cómo es mi relación con Cristo? ¿Quiere Dios que comience un pololeo? ¿Es la persona indicada en la que me estoy fijando?. Tomemos algunas preguntas y examinemos, ¿La persona que tienes en mente es cristiana o cristiano? la biblia dice en 2 Corintios 6:14-

16 que no existe relación entre luz y tinieblas. Es importante tener en cuenta que en cierta

edad es más fácil ser influenciado que ser influyente. Pregúntate si encuentras peligroso un

pololeo en yugo desigual. No cedas a la presión del mundo, tal como dice en Romanos, no

nos ajustemos a la sociedad y sus parámetros.


¿Tu relación con Cristo es lo más importante en tu vida? antes de cualquier otra cosa, este

debe ser el leitmotiv de tu existencia.


¿Cómo piensas tratar a esta persona con la que quieres estar? ¿De la manera que el mundo se trata? Timoteo 5:1-2 nos invita a tratar a todas y todos los hermanos en Cristo de la forma correcta, la sociedad sensual y sexualizada en que vivimos rebaja la imagen de la mujer a un simple objeto, no te puedes contaminar con esta visión, tienes que respetar a tus hermanas y ser prudente. Por otro lado, el mundo idealiza a los hombres y les entrega facultades ilusorias que no poseen, buscando ser parecido a los cantantes más famosos, o los personajes más importantes de las series o libros favoritos. Olvidando que debe procurar

aplicar lo que la palabra nos muestra como regla.


Te invitaran a tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, normalizando lo que Dios ha

llamado pecado y olvidando lo que en 1 Tesalonicenses 4:3-5 Dios nos llama a la santidad

y a huir de relaciones sexuales que no agradan a Dios Te encontrarás con personas que te dirán que todas las decisiones son netamente tuyas, trayendo una falsa seguridad a tu corazón y es precisamente este mal consejo el que ha traído una gran cantidad de consecuencias negativas solamente por negarse a pedir ayuda.


Pero si necesitas claridad pregúntale a tus padres o hermanos mayores de tu iglesia sobre tu situación, sin duda tendrán un consejo oportuno para entregarte. ¿Ves ahora, de la misma

forma el pololeo? ¿Te das cuenta que la mirada cristiana es distinta a la del mundo?

Finalmente, después de haber mostrado diferencias entre el mundo y Cristo, mira la condición que Dios te ha dado a ti de ser llamados sus hijos. Pablo a los corintios les ilustra sobre cómo debe ser nuestra conducta, todo me es lícito, pero no todo me conviene dice la palabra, date cuenta y examina tu vida, hay relaciones que no te convienen.


Todo hacerlo para su gloria, es la consigna que nos entrega este pasaje de corintios,

tomemos este desafío y entendamos que la visión cristiana del pololeo necesariamente va

ligada a glorificar a Dios en ello, es decir, que Dios sea el centro de tu vida y el centro de tu

pololeo, que te dirijas a ella o el, cómo la palabra te enseña, se traten cómo la palabra les

enseña, que se respeten cómo la palabra enseña. Nuevamente glorifica a Dios en todos tus

caminos, esto incluye tu pololeo.


Departamento Cimientos JIUMP

195 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo